Hola pollos, bienvenidos al cutre-curso de Tirante:

Esto, más que un curso va a ser un esquema de mi método de trabajo, pensamientos y opiniones acerca del proceloso mundo del trading. Absolutamente todo lo que escriba está sujeto a discusión y, por supuesto, no supone dogma de fe. Me tiene al pairo si alguien comparte mis ideas o no, son mías, no me avergüenzo de ellas y no debo explicación a nadie. A quien le guste que se quede y lea, y a quien no, se puede ir por donde haya venido. Sin acritud alguna. Digo ésto por los listos que campan a sus anchas por el mundo, y que dicho sea de paso, me la pelan (hoy tengo un buen día, cuando lo tenga malo…)

Para empezar, vamos a hacerlo con algo de ‘filosofía de todo a cien’ (que  es lo que hace todo el mundo que escribe un libro o da un curso). Las razones de cada cual para tratar de hacer algo con su dinero mediante la bolsa son personales e intransferibles: habrá quien quiera sacar algo para caprichos, otro ganar algo más que lo que el banco le pague por imposiciones a plazo, también está aquel que piensa en dar el gran ‘pelotazo’ y, cómo no, aquel que piensa que vivirá del trading como el famoso Dr.Elder.

Mucha gente dice que lo primero es decidir en qué categoría de las anteriores (o cualquier otra que se os ocurra) nos situamos cada uno: yo os aconsejo que, para empezar, os olvidéis de las dos últimas. Y ciertamente, habrá quien conozca alguien que ha dado el pelotazo o viva de ésto… lo del primero es puta suerte, y lo del segundo un trabajo del copón (si tiene éxito, claro; si no lo tiene está frito en dos días). Por supuesto, también conocemos gente que la ha cagao con todo el equipo, que se ha endeudado jugando a ‘wall street’ o que decía que era mu listo y posteriormente descubrimos que era muuuu tonto.

Así pues, lo primero es dejarse de pajas mentales y darse cuenta que lo de hacerse rico con ésto… como que no; Al menos para un porcentaje muy elevado de la audiencia de éste blog. Dudo que en dos o tres años podamos forrarnos más del 50% de nosotros.

‘Cualo quirís’, preguntaba Maxi cuando te ponías frente a él en la barra de su bar. ‘Un quinto (o una pisicola)’, respondías. Pues eso es lo primero: ¿cualo quirís?. Esa es la pregunta.

Cada cual debe determinar qué es lo que realmente quiere, obviando las fantasías descritas anteriormente. Pero, para que a nadie le explote la cabeza pensando, os digo lo que yo quiero y lo asumís como propio. O no, hacer lo que os salga de la puntalnabo.

Mi operativa se basa en tres premisas; Mentiría si os dijese que tardé años en llegar a asumirlas pues lo cierto es que lo tuve claro desde el principio. No es ningún mérito, simplemente una verdad que me fue revelada en una noche de iluminación personal. Dichas premisas son lo que llamo LOS TRES NOES DE TIRANTE (en irónico homenaje a guenstin):

1.- NO  PERDER. Los seguidores del ‘positive thinking’ dirán que la frase ‘no quiero perder’ incluye una negación, lo cual es evidente. Pero NO PERDER en bolsa se suele convertir en SI GANAR. Lo creáis o no, nunca he perdido dinero en bolsa. La gente suele decir que los primeros años se pierde y te cuentan historias personales muy tristes al respecto…. no dudo de dichas historias, pero que son absolutamente evitables lo tengo clarinete. Otra de las paridas que se dicen constantemente es esa de que ‘solo invierte lo que no necesites’… pues yo lo ‘necesito’ todo, ayer  ‘necesitaba’ unos palos de golf y me los compré.

Y para introducir algo técnico dentro de toda esta filosofada barata que os acabo de largar, imaginaos la importancia de empezar a invertir ganando o perdiendo. Si empiezas con una racha mala pueden ocurrirte varias cosas (y ninguna buena) como hundirte anímicamente en la misera (llevándote a arriesgar a lo loco) o, lo que incluso es peor, dilapidar tu capital de trabajo impidiéndote seguir jugando a los brokers. Esta última es la razón que te debe llevar a no querer perder: debes preservar a toda costa tu capital de trabajo, es tu materia prima. Y sin materia prima se acabó lo que se daba.

2.- NO  PENSAR. Cada vez que intentas razonar con el mercado acabas palmando. Y si por alguna de aquellas resulta que tienes éxito, tiendes a volver a razonar igual en la próxima ocasión que se presenta; Ni que decir tiene que en la segunda ocasión palmas por las dos juntas. Esto es asín.

Intentar razonar con el mercado es inútil. Si una posición va en tu contra, mover los stops para dejar más espacio o esperar a ver qué pasa es algo común. Y erróneo.

Lo curioso de todo ésto es que tienes que pensar mucho para llegar al punto en que te convences de que no tienes que hacerlo. Y cuando llegas a dicho punto estás plenamente convencido para los restos. No digo que estudiar, leer libros o webs sea malo, pero sí digo que llega un momento en que la información excesiva es perjudicial. La cuestión es llegar a tener un método y seguirlo con convicción, y para ello no hacen falta muchos indicadores ni vainas.

3.- NO MALGASTAR MI TIEMPO. Señores, existe vida ahí fuera. En serio. Seguro que más de uno se ve reflejado cuando digo que hubo un tiempo en que comía, dormía… (y muchas más cosas que no digo), pensando en bolsa. Eso de estar haciendo algo y no poder evitar continuos viajecitos para mirar la pantalla y sus palitos que suben y bajan es malismo. A día de hoy me importa tres webos si la cosa sube o baja… lo que tenga que ser será. Como dijo aquel: ‘Si algo tiene no tiene solución, ¿para qué te preocupas?. Y si la tiene… ¿para qué te preocupas?’. La familia, los amigos y tú mismo lo merecéis.

Y se acabó la filosofía barata. Pero no olvidéis que de lo que vamos a tratar en éste curso es de NO PERDER, NO PENSAR Y NO MALGASTAR NUESTRO TIEMPO.

Hasta la próxima.

14 Responses to “Trading para pollos (1): ‘Cualo quirís’”
  1. manuno says:

    Me ha parecido el mejor de los relatos ,cuanta verdad amigo tirante,enhorabuena

  2. bolsaplaya says:

    Estimado escribiente;

    Aprecio tu estilo; claro, conciso, directo.

    Te sigo leyendo ……..Gracias y Adelante

  3. Satur says:

    Clarito, sin pelos en la lengua, la cruda realidad, ensañanos lo que ati te a funcionado, aunque cada uno es un mundo, ! ya lo se!, me encata comote explicas pollo………! te lo juro!, me has enganchado, a tomar por cul… “Tiempos revueltos”
    fumando espero al 2º que mas quiero… trarala…trarala.

    Un abrazo,Satur

  4. informeco says:

    Hola

    Me gusta lo que has dicho..

    Lo de no perder, ya lo he asumido.

    Lo de no pensar, a medias, en el contexto de una operacion abierta NO hay que pensar , hay que ver lo que hace, en todo caso si puedes pensar en subir el trailing stop o no subirlo.

    En cuanto a no malgastar el tiempo, estoy parcialmente de acuerdo, se ha de evitar a toda costa que tengas que estar muy pendiente de las operaciones abiertas, entiendo que esto es mas facil hacerlo a medio plazo. A corto plazo como operas tu creo que es mas complicado.

    Saludos.

  5. javilinchi says:

    Que manera de engañar a la peña con tu “prólogo”.

    No pongo en duda que que engancharás a la gente del CPT-I tanto por su contenido como por la forma tan peculiar que tienes de decir las cosas.

    Por mi parte CHAPO o como coños se diga(así lo dirias tú).

    Saludos.

  6. jose luis says:

    Te felicito tú prólogo claro y conciso, son verdades como puños, es una locura estar todo el día pegado a la pantalla apalancado y ganado un poquito, luego viene una mala operación y se lleva lo de varios días y otra vez a empezar hasta que que te dejan sin un Euro.

    El apalancamiento de los derivados son muy peligrosas, y dicen que el 90 % de los day traders, pierden siempre y que existen plataformas de CDFs, que no replican en los subyacentes, solo esperan con paciencia que tú mismo acabes contigo a través de los múltiples errores. Cuando piensas.

  7. peter says:

    El punto 3,agh,es mi pecado,no se que hago aqui perdiendo el tiempo ….
    Me voy a la cama,BOAS NOITES,COMPAÑEIRO

  8. el espíritu de Baden Powell :-) says:

    Amigo mío eres un puto crack. Como pollo que soy te seguiré alla donde vayas, aunque tenga que pensar, aunque pierda pasta y aunque pierda tiempo.

    Tengo lo guevos pelaos de perder pasta y leer a tíos listos. Si te hubiese seguido a tí habría perdido pasta igual pero sería más feliz. Tiembla Warren !

    Oh Tirante ! Oh Tirante ! derrama tus gotas de saber sobre este pollo.

  9. sueco says:

    Seguiré el curso con atención, que falta me hace. es tu tema que creo que podria apasionarme, pero del que no tengo mucha idea.

    saludos y que no decaiga el cutre-curso!

  10. Adam says:

    Jejeje… El espíritu de Baden Powell parece Tirante mismo, debería de llamarse el número 2. Es broma.

    Está muy bien sobre todo lo de no pensar demasiado. La de no perder viene después de aplicar la segunda y la tercera.

    Gracias por tu sabiduría para pollos.

  11. carracatraca says:

    Seguiremos muy atentos el curso para pollos y para gallinas cobardes.

  12. Tirante says:

    Bueno, espero que os vaya gustando. El miércoles próximo la segunda entrega.

    p.d.: Adam, el ‘espíritu de Baden Powell’ y yo hicimos la primera comunión juntos… no te digo na y te lo digo to !!

  13. Pedro says:

    Estoy impaciente por leer la proxima entrega.

    Saludos

  14. David says:

    Gracias por tus lecciones, que lo son a pesar de que no fuera tu intencion.
    Yo soy novato. Jugué enficticio durante 10 meses, y he pasado al real hace solo uno. No entré al mercado hasta que tenía bien definido i sistema, que al final, coo casi siempre pasa, me lo salto cuando creo que me lo he de saltar…
    Hago muchos contratos, intervengo mucho, y nunca he perdido, de momento todo son gagancias, por lo que comparto lo de que no hay porque empezar perdiendo.
    Me ha gustado lo de que “hay vida más allá de la bolsa”, y lo de que “lo que tenga que ser será”. Así pienso yo, que quiero tener el corazón y cerebro sanos en lo posible.
    Un abrazo y mucha suerte.
    David.

  15.  
Leave a Reply


Creative Commons License

Tirante [caballero andante] por Tirante está bajo una licencia de Creative Commons
.