Archive for the “Curso de trading para pollos” Category

ZZ

Impresionante Backtest

Hola majos:

Llega un momento en la vida del pollo-trader en que, hastiado de dejarse la vista observando cómo suben y bajan los palotes en la pantalla, se plantea una vida más cómoda; Es entonces cuando  se mesa su plumaje y se dice a sí mismo: ‘Paso demasiado tiempo embobao mirando la pantalla, me se están quedando ojos de búho y la mandíbula se me ha descolgao ante tantas y tan grandes sorpresas y sustos. Dados mis ya deslumbrantes conocimientos de programación bursátil, ¿porqué no programo un sistema que me de señales y las sigo cual robotito?’ No es mala idea. De hecho, es buena. El problema es llevarla a cabo con éxito.

Vamos a ahorrarnos los detalles, pero el caso es que conseguimos plasmar en código un sistema de trading y lo seguiremos a rajatabla, tomando todas sus entradas, colocando sus stops en el sitio, etc. Pero antes de todo eso querremos pasarle un backtest, es decir, ver cómo lo habría hecho dicho sistema en el pasado. Le pasamos la prueba del algodón y resulta que nos muestra unos resultados que nos animan a rularlo en ‘real’.

Dicho sistema está pensado para un subyacente ‘tranquilo’, ésto es, que desde un principio hemos descartado las bolsas de Taipei y Barbados, huyendo de los temibles ‘gaps’ y velones absurdos. Vamos a suponer que lo hemos programado para el Espinete, índice noble y representativo ande los haiga. Y vamos a suponer también que nos dió una entrada para ayer día 20 de marzo de 2013, tal que asín:  LARGO EN APERTURA, STOPLOSS EN 1539. CIERRE DE POSICIÓN A FIN DE DIA.

OPZZ

Y aquí viene lo bueno.  Si hoy pasásemos de nuevo el backtest de dicho sistema, en su listado de operaciones aparecería una operación ganadora: el sistema (según el backtest) se puso largo en 1548,3 en apertura y cerró la posición con ganancia a fin de sesión, en 1558,7, ésto es, ganó 10 puntos de SP. Mola. Mazo.

Pero la cruda realidad es la siguiente: no pudiste ponerte largo en 1548 a la apertura del mercado. De hecho, lo mejor que podrías haber pillado a las 14.30 h. es un largo en 1556 (aproximadamente), con lo cual el resultado del día sería una ganancia de 2 puntos, y no los 10 que te dice el backtest.

¿Porqué no pudiste pillar largos en 1548? Imagina una camada de cachorros recién nacidos: los más grandes chupan teta desaforadamente, mientras los canijos intentan abrirse paso hacia una de ellas.  Pues eso:  los cachorros gordos son los que chupan teta también en los mercados regulados y reglamentados, y los canijos pillamos lo que podemos y cuando podemos. En apertura entran las órdenes de los que mandan, los parias de los mercados hacemos cola.

‘Entonces… ¿no sirven los sistemas?’ -preguntará alguna alma cándida-.  ‘Pues claro que sirven’ -direle-.  ‘Pero no los programes para comprar en apertura, melón. Y no es oro todo lo que reluce. Y no vendas el oso antes de quitarle la piel’.

Y cómo ésto, muchas más cosas.  Si ésto pasa con índices voluminosos y líquidos, imagina las maravillas que puede mostrar un backtest de un sistema para acciones.

Moraleja: el que tenga huevos que se los proteja.

p.d.: lo anterior está escrito pensando en acciones o CFD’s. Los derivados con los que te puedes poner largo en apertura al precio que quieres me dan muchismo miedo. Y los warrants, turbos y demás ya te cagas.

Comments 6 Comments »

Queridos pollos todos: tras una temporada en la que no me ha apetecido escribir sobre el asunto especulativo, por aquí ando de nuevo para, supongo, alboroto y alegría de la muchachada. Sigo vivo y no he perdido un clavo en dos años, sin duda a causa de que soy algo asín como ‘El capitán Araña’ de la especulación. ¡Me jode tanto palmar pasta!

Cierto también es que mis ganancias no son brutales, pero es que me contento con poco, para mí el asunto éste es más bien un pasatiempo y el libro del Dr.Elder, ‘Vivir del trading’, el puto festival del humor.

Soy un rácano, probablemente a causa de mi más que notorio cinismo crónico. No os podéis hacer a la idea de la felicidad que me causan cosas como la acontecida hace un ratejo: entrar largo con 5 cfd’s en el SP en 1416.07 y salir en 1419.56, ganando la nada despreciable cifra de 17,45 dólares. Me mola mazo sacarme 17 pavos mientras me rasco un pie, la verdad.

No tengo ni pajolera de cómo ha cerrado el SP, ni mardita farta que me hace. Me importa tres zarajos, yo iba a por 15 pavos y me he llevao 17 (y los dos de exceso son los que más me sulibeyan).

¿Y sabéis qué? Que a base de pírricas ganancias estoy a puntito de doblar el importe inicial de mi cartera de intradía, lo cual me llena de un orgullo y una satisfacción cuasi-borbónica.

Moraleja: especulando, sed ruines. Ratas. Rácanos.

Descansad en paz, mis pollos.

Comments No Comments »

‘¿Porqué aplicar un método de gestión de capital y no otro?’, puede que os preguntéis cacareantes. ‘¿Cómo puedo saber qué método va mejor a mi sistema especulativo u especulatorio?’. Bien pensado, queridos pollos.

Seguro que habréis leído u oído hablar de las ‘simulaciones de Montecarlo‘.  Su principal utilidad (o para lo que más se utiliza) es para estimar un drawdown más realista que el que podamos obtener cogiendo un histórico de un sistema u operativa cualquiera.

El drawdown máximo, para no liarnos demasiado, es la diferencia entre un pico y un valle en la curva o línea de resultados de una cartera, ésto es, el mayor descenso que se haya producido en nuestra curva de resultados desde un máximo hasta un mínimo. La importancia del drawdown es que éste supone la medida de riesgo de cualquier sistema. En mi opinión, mantener un drawdown bajo  (aún a costa de obtener menores ganancias sobre el papel) nos permitirá sacar mucho más partido a la gestión monetaria, ya que manteniendo un riesgo bajo en la cartera se puede destinar mayor capital a operar, lo que supone trabajar con más contratos.

¿Qué es lo que hace un análisis de Montecarlo? Pues básicamente, y a partir de una secuencia de negocios, los desordena de forma aleatoria un montón de veces (500, 1000, o las que se quiera) y, para cada ordenamiento, hallar sus estadísticas (rentabilidad, profit factor, drawdown, etc). Entonces, se elige un nivel de confianza (usualmente el 95%) y se analizan los datos obtenidos.

Un ejemplo: supongamos que tenemos la secuencia de negocios de un sistema que arrojan un drawdown máximo del 15%, y tras analizarlas por Montecarlo, el 95% de las ordenaciones simuladas dicen que el drawdown es igual o menor al 30%. Sabemos ahora que si operamos dicho sistema, podemos esperar un drawdown del 30% con un 95% de probabilidad.  El dato que arroja Montecarlo, con toda seguridad, será más conservador (y veraz) que el que arroje  ‘a pelo’ una serie de datos de un sistema sacados de ‘visualchart’ o  ‘proreal’. Por otra parte también os tengo que decir, y sin ánimo de desanimar a nadie, que dicha serie de datos sirve de poco o nada.  Es muy corriente que no puedas entrar o salir en los niveles que marca un sistema, aún queriendo hacerlo, y obtengas resultados distintos operando en ‘real’. Es lo que hay. Por eso he tardado unos años en poder tener unos análisis ‘creíbles’ de Montecarlo de mis propios sistemas, ya que he tenido que esperar a tener una serie real (y significativa) de negocios.

Cuando analizamos unas estadísticas sobre un sistema, y al ver sus resultados, tendemos a pensar que los resultados que arroja el análisis se mantendrán en el futuro… y, mis queridos pollos, ésto no suele pasar.  Una de las razones de que no pase ésto es porque el orden, la secuencia de los negocios, es vital. Las estadísticas de un sistema cambian significativamente empezando con una serie de ganancias o con una de pérdidas. Y eso hace Montecarlo, darnos unas estadísticas ‘fiables’ teniendo en cuenta múltiples ordenaciones de una serie de negocios.

Pues bien, sabiendo ésto también conviene saber que el análisis de Montecarlo también se puede realizar, para la misma serie de negocios, con distintos métodos de gestión monetaria. Y dichos análisis arrojarán unas estadísticas que nos harán decantarnos por un método u otro.  Existen aplicaciones informáticas, como el MSA (Market system analyzer), que nos ofrecen la posibilidad de averiguar todo lo anteriormente expuesto.

Comments 4 Comments »

Mis queridos pollos:
Supongo que aquellos que lleven más de dos semanas jugándose la pasta en ‘los mercados regulados y reglamentados’ estarán de acuerdo conmigo en que el trader-pollo venido a más, tras horas de estudio de indicadores y palitroques de colores varios, de lo último que se preocupa es de la gestión de su propio capital.

Tras analizar el RSI y el MACD como si fueran la llave al éxito más rotundo en el trading, de desentrañar los misterios del chartismo, de escudriñar las noticias y muchas otras cosas más de mucha enjundia, entonces y solo entonces, se suele preocupar el común de los mortales en gestionar su capital. Y como decía Ozores, ‘¡NO, hijo, NO!’.

No conozco un solo curso de trading o bolsa que empiece por enseñar gestión de capital; Se incluye, si es el caso, al final del temario y se suele reducir a un par de tópicos. Pues bien, queridos pollos, yo os conmino a que os preocupéis de ello mucho antes que en reconocer una formación de velas chinas-japonesas o una divergencia. Os conmino, pues, a que empecéis vuestra formación por aquí. Para mi es vital: sin gestión monetaria, sin tener meridianamente claro que llegará una racha de pérdidas y tendremos que afrontarla mediante dicha gestión, todo el resto de la formación como ‘trader’ pierde una gran parte de su valor. En  realidad, me atrevo a decir que la gestión de capital es la parte más importante de cualquier plan de trading, método de especulación o sistema de trading; Incluso operando discreccionalmente lo es.

‘¿Y qué coños es eso de la gestión de capital?’, se preguntará alguna mente blanda que pulula por éste nuestro blogs. Pues gestión de capital es la cosita que has de hacer para no quedarte sin dinerete en dos días  para jugar a los triles, campeón. Proteger tu capital, preservarlo en las malas épocas para poder utilizarlo en las buenas. Además, una gestión de capital eficiente hace que el resultado de un buen sistema sea mucho mejor.

Una gestión correcta de tu capital te dirá, para cada operación y según el stoploss y nivel de riesgo que fijes, el tamaño (importe) conveniente de dicha posición.

Así pues, empezaremos por el principio: por la gestión monetaria. Vamos a enumerar y explicar sucintamente los métodos de gestión de capital más comunes (Fixed Ratio, Fixed Risk, F-secure y Profit Risk), y posteriormente os mostraré las herramientas que utilizo para gestionar mi propio capital (las excel pasaron a la historia) con algún ejemplo práctico.

Pero eso será en la siguiente entrega. 😉

Comments 5 Comments »

Queridos, queridas… pollos del mundo:

Brevemente, aunque no por ello menos importante, es necesario que os hable del proceloso mundo de los medios de comunicación, subsector ‘información económica’.

¿Cuántos de vosotros, oh incautos seres, esperáis que una arradio o indeterminado piriódico os alumbre en vuestro caminar especulativo? ¿Cuántos de vosotros, oh polluelos de parket, os vais a trabajar en el coche escuchando por medio de ondas hertzianas si se espera que la bolsa abra parriba o pabajo? ¿Cuántos nerviosos gallinakos vivís en un sinvivir hasta que sale el gurú de turno explicando las razones por los que el día anterior subió o bajó el market?

Otros, tras levantarse e ir a hacer sus guarreridas fisiológicas y/o desayunar, os conectaréis a vuestro foro de bolsa favorito esperando que ese forero ‘que siempre acierta’ destile magnánimamente alguna señal, os dé una pista para enriqueceros indecentemente. Buscaréis ‘la madre de todos los sistemas’, eso que lleváis tiempo buscando (porque estáis convencidos que existe un método infalible, of course).

Dejadme deciros y aconsejaros, mis queridos plumarrakos, que apaguéis la radio, no compréis prensa económica y tengáis sumo cuidado en qué foro u blog os metéis; No es cuestión de que os metan engañifas en el encéfalo, no se trata de que la información sea incorrecta o sesgada (que también), sino pura y llanamente que nadie tiene una bolita mágica. Consultar foros puede estar bien, hay gente sensata que escribe sensatas cosas… pero son los menos. Seguir un método ajeno que no se comprende, o se comprende a medias, suele llevar al más absoluto de los frascazos. Evidentemente, no me refiero a éste vuestro blog, que es el referente entre los blogs de bolsa del mundo occidental y, muy probablemente, también del oriental.

Ante tal avalancha de información de la que disponemos lo más probable es que acabemos confundidos porque, como en el refranero, siempre existe lo uno y su contrario. Haced oídos sordos, amiguetes: construyamos nuestro propio método sobre sólidos pilares y dejad que ladre quien tenga que ladrar.

Y a eso vamos. Dios, ¡qué bien escribo y con qué claridad transmito mis ideas! Soy maravilloso…

Comments 1 Comment »

Hola pollos, bienvenidos al cutre-curso de Tirante:

Esto, más que un curso va a ser un esquema de mi método de trabajo, pensamientos y opiniones acerca del proceloso mundo del trading. Absolutamente todo lo que escriba está sujeto a discusión y, por supuesto, no supone dogma de fe. Me tiene al pairo si alguien comparte mis ideas o no, son mías, no me avergüenzo de ellas y no debo explicación a nadie. A quien le guste que se quede y lea, y a quien no, se puede ir por donde haya venido. Sin acritud alguna. Digo ésto por los listos que campan a sus anchas por el mundo, y que dicho sea de paso, me la pelan (hoy tengo un buen día, cuando lo tenga malo…)

Para empezar, vamos a hacerlo con algo de ‘filosofía de todo a cien’ (que  es lo que hace todo el mundo que escribe un libro o da un curso). Las razones de cada cual para tratar de hacer algo con su dinero mediante la bolsa son personales e intransferibles: habrá quien quiera sacar algo para caprichos, otro ganar algo más que lo que el banco le pague por imposiciones a plazo, también está aquel que piensa en dar el gran ‘pelotazo’ y, cómo no, aquel que piensa que vivirá del trading como el famoso Dr.Elder.

Mucha gente dice que lo primero es decidir en qué categoría de las anteriores (o cualquier otra que se os ocurra) nos situamos cada uno: yo os aconsejo que, para empezar, os olvidéis de las dos últimas. Y ciertamente, habrá quien conozca alguien que ha dado el pelotazo o viva de ésto… lo del primero es puta suerte, y lo del segundo un trabajo del copón (si tiene éxito, claro; si no lo tiene está frito en dos días). Por supuesto, también conocemos gente que la ha cagao con todo el equipo, que se ha endeudado jugando a ‘wall street’ o que decía que era mu listo y posteriormente descubrimos que era muuuu tonto.

Así pues, lo primero es dejarse de pajas mentales y darse cuenta que lo de hacerse rico con ésto… como que no; Al menos para un porcentaje muy elevado de la audiencia de éste blog. Dudo que en dos o tres años podamos forrarnos más del 50% de nosotros.

‘Cualo quirís’, preguntaba Maxi cuando te ponías frente a él en la barra de su bar. ‘Un quinto (o una pisicola)’, respondías. Pues eso es lo primero: ¿cualo quirís?. Esa es la pregunta.

Cada cual debe determinar qué es lo que realmente quiere, obviando las fantasías descritas anteriormente. Pero, para que a nadie le explote la cabeza pensando, os digo lo que yo quiero y lo asumís como propio. O no, hacer lo que os salga de la puntalnabo.

Mi operativa se basa en tres premisas; Mentiría si os dijese que tardé años en llegar a asumirlas pues lo cierto es que lo tuve claro desde el principio. No es ningún mérito, simplemente una verdad que me fue revelada en una noche de iluminación personal. Dichas premisas son lo que llamo LOS TRES NOES DE TIRANTE (en irónico homenaje a guenstin):

1.- NO  PERDER. Los seguidores del ‘positive thinking’ dirán que la frase ‘no quiero perder’ incluye una negación, lo cual es evidente. Pero NO PERDER en bolsa se suele convertir en SI GANAR. Lo creáis o no, nunca he perdido dinero en bolsa. La gente suele decir que los primeros años se pierde y te cuentan historias personales muy tristes al respecto…. no dudo de dichas historias, pero que son absolutamente evitables lo tengo clarinete. Otra de las paridas que se dicen constantemente es esa de que ‘solo invierte lo que no necesites’… pues yo lo ‘necesito’ todo, ayer  ‘necesitaba’ unos palos de golf y me los compré.

Y para introducir algo técnico dentro de toda esta filosofada barata que os acabo de largar, imaginaos la importancia de empezar a invertir ganando o perdiendo. Si empiezas con una racha mala pueden ocurrirte varias cosas (y ninguna buena) como hundirte anímicamente en la misera (llevándote a arriesgar a lo loco) o, lo que incluso es peor, dilapidar tu capital de trabajo impidiéndote seguir jugando a los brokers. Esta última es la razón que te debe llevar a no querer perder: debes preservar a toda costa tu capital de trabajo, es tu materia prima. Y sin materia prima se acabó lo que se daba.

2.- NO  PENSAR. Cada vez que intentas razonar con el mercado acabas palmando. Y si por alguna de aquellas resulta que tienes éxito, tiendes a volver a razonar igual en la próxima ocasión que se presenta; Ni que decir tiene que en la segunda ocasión palmas por las dos juntas. Esto es asín.

Intentar razonar con el mercado es inútil. Si una posición va en tu contra, mover los stops para dejar más espacio o esperar a ver qué pasa es algo común. Y erróneo.

Lo curioso de todo ésto es que tienes que pensar mucho para llegar al punto en que te convences de que no tienes que hacerlo. Y cuando llegas a dicho punto estás plenamente convencido para los restos. No digo que estudiar, leer libros o webs sea malo, pero sí digo que llega un momento en que la información excesiva es perjudicial. La cuestión es llegar a tener un método y seguirlo con convicción, y para ello no hacen falta muchos indicadores ni vainas.

3.- NO MALGASTAR MI TIEMPO. Señores, existe vida ahí fuera. En serio. Seguro que más de uno se ve reflejado cuando digo que hubo un tiempo en que comía, dormía… (y muchas más cosas que no digo), pensando en bolsa. Eso de estar haciendo algo y no poder evitar continuos viajecitos para mirar la pantalla y sus palitos que suben y bajan es malismo. A día de hoy me importa tres webos si la cosa sube o baja… lo que tenga que ser será. Como dijo aquel: ‘Si algo tiene no tiene solución, ¿para qué te preocupas?. Y si la tiene… ¿para qué te preocupas?’. La familia, los amigos y tú mismo lo merecéis.

Y se acabó la filosofía barata. Pero no olvidéis que de lo que vamos a tratar en éste curso es de NO PERDER, NO PENSAR Y NO MALGASTAR NUESTRO TIEMPO.

Hasta la próxima.

Comments 14 Comments »

Creative Commons License

Tirante [caballero andante] por Tirante está bajo una licencia de Creative Commons
.