Si fuera Tigger, el inseparable amigo de Winnie the Pooh, diría que ésta semana hemos tenido el ‘bote trote con rebote antitropezón’; Pero como no soy Tigger sino que me identifico más con el carácter de Igor el burro, sigo bajista.

¿Qué ha cambiado -para bien- en la última semana para esperar una súbita recuperación de los mercados? Nada. Aún diría más: nada. ¿Estupendos datos macro?: no. ¿Buenas noticias económicas?: no. ¿Mariñas y Karmele se casan?: tampoco.

Quizás sí haya algo que explique el ‘bote trote con rebote’ de ésta semana: hay quien tiene que soltar papel, y evidentemente no lo va a soltar en mínimos. Véase el truco de Florentino con ACS y Unión Fenosa, el truco de las semanas pasadas con el Banco Popular, anteriormente el truco de Bankinter… y otros trucos que me temo que vendrán. Es jodido ésto de ser tan mal pensado, pero me suele dar buen resultado. Ciertamente, a veces me impide ver la realidad, pero ésto es lo del escorpión: soy así.

Para ser justo sí que hay algo que, a la vista del gráfico semanal, hace preveer una recuperación temporal: empiezan a aparecer divergencias alcistas tanto con MACD como con RSI, así que voy a tener que extremar las precauciones en mi operativa. Esta noche, mientras me rascaba un pie, se me ha ocurrido que voy a tener que empezar a usar un filtro más en mis robots de búsqueda de valores: como aquellos que han rebotado mucho no me aportan información valiosa,  vi a buscar valores que se hayan comportado ésta semana mucho peor que el índice. Insertaremos el indicador de fuerza relativa en los buscadores y veremos qué sale.

En fin, los niveles marcados la semana pasada siguen vigentes. Aquí queda el gráfico.

Y ¡Grande Vale! que ha ganao en Laguna Seca. 🙂

Leave a Reply


Creative Commons License

Tirante [caballero andante] por Tirante está bajo una licencia de Creative Commons
.