ZapaterouEl pasado 12 de mayo, el estadísta, librepensador, intelectual sin parangón posible y presidente del Reino de España D.José Luis Rodríguez prometió que para el presente curso escolar las aulas de primaria en colegios públicos y concertados dispondrían de pizarras digitales y conexión inalámbrica a Internet. Además, se facilitaría a cada uno de los alumnos de 5º de primaria un ordenador portátil con el que, según las propias palabras del líder máximo “podrán continuar trabajando y haciendo sus deberes en casa”.

Tal 12 de Mayo, dicho anuncio provocó en mi persona sentimientos contradictorios, que quise compartir con todos ustedes/vuzotro: ZP, tecnócrata vanguardista ; Pues bien, a día de hoy, dos días después del inicio del curso ni mi hijo  ni sus amigos disponen de dicho ordenador. En cuanto a las pizarras digitales, se podría decir que las que tienen ya valen dado que las actuales permiten el contacto de los alumnos con dedos de manos e incluso pies.

Me comentan fuentes dignas de toda o ninguna confianza que en el caso de la comunidad valenciana, la culpa del retraso o incumplimiento de la entrega de la dádiva es de la consellería de educación y ‘del de los trajes de Milano’; Era de suponer: tras la desaparición de Aznar de la primera línea de la política hay que rascar algo más para encontrar al culpable (aunque probablemente ‘Abdomineitor’ tenga su parte de culpa),  pero nada hay imposible para el pensamiento ilustrado de la izquierda. El presidente Rodríguez promete, regala, embelesa con su verbo fluido, integrador y solidario…. pero si correos no reparte los paquetes a él que no le mire nadie, que la veracidad se le supone. Ya que las palabras de ZP son dogma, hay que seguir esperando el cacharro con ilusión, llegará el momento que podamos presionar Alt+Gr, Supr, Esc y tantas y tantas teclas que nos llenarán de gozo y algarabía.

Una vez, de pequeño, dije una mentira y mi madre me llamó mentiroso. Como no dije muchas más, dada la aversión que tengo a tal práctica, no conozco el vocablo que define a alguien que miente compulsivamente, con premeditación, alevosía y ‘animus jocandi’, pero dada la riqueza de nuestro idioma casi seguro que existe: empezaré a buscar en el diccionario por el final.

One Response to “Dove estai, piccolo portátile?”
  1. Propugantor says:

    Pues oye, yo resido en tu comunitat, y aqui tampoco hay portas… pero de culpa de la conselleria nasti de plasti, eso son infundios light de los sociatas, yo se de buena tinta que la culpa de esto la tiene Franco, porque resulta ser que el tio hizo no se que en …

    y tal y tal y talllllll

    Un saludo.

  2.  
Leave a Reply


Creative Commons License

Tirante [caballero andante] por Tirante está bajo una licencia de Creative Commons
.